Noches de verano

Los niños han empezado el colegio y el verano acaba de terminar pero apenas hace unas semanas que agosto nos dejaba. Ha sido el segundo mes más cálido en España desde el año 1961, con una temperatura media de 25,4º, dos más de la habitual. Para mantener a salvo a Hugo de estos calores, nos escapamos de Madrid y mi pequeño ha pasado casi todo el verano en La Luna (Segovia), sin olvidar un semana en Molinaseca (Ponferrada), donde las sonrisas de Darío y de Jorge fueron la mejor compañía.

compañia

Durante este verano, los días de mi pequeño han estado repletos de sonrisas, de balones (sin duda el juguete favorito de Hugo), de baños en la piscina abrazado a mamá, de paseos, de carrera y de juegos. Las noches han sido para soñar pero también para pasear. Con la excusa de disfrutar de la bajada de temperaturas que nos traía la tarde, hemos aprovechado para volver a conocer enclaves como Segovia y La Granja, que de la mano de Hugo son mucho más bonitos.

El Real Sitio de San Ildefonso, situado en la vertiente norte de la sierra de Guadarrama, a unos 90 kilómetros de Madrid, fue todo un descubrimiento, además el municipio celebraba las fiestas de San Luis y Hugo comtempló, sorprendido y entusiasmado, su primer desfile de gigantes y cabezudos.

gga2 gign1

Desde que Felipe V se retiró a estas tierras en 1724, el palacio y los jardines vivieron una gran transformación que actualmente sigue maravillando a los visitantes. Obra del arquitecto francés René Carlier, son una de las mejores muestras que se conservan de jardines del siglo XVIII. Las monumentales sequoias que dan la bienvenida frentre a la real colegiata son solo una muestra de la belleza que albergan en su interior, donde las estatuas de mármol o los jarrones dan paso a impresionantes fuentes entre las que destacan los baños de Diana y la Fama, aunque yo me quedo con la de los Dragones, en honor a Hugo, mi “Dragoncito”.

drag

El espectáculo de las fuentes en funcionamiento con sus increíbles juegos de agua solo puede verse tres días al año (30 de mayo, 25 de julio y 25 de agosto), aunque la aglomeración de gente hace que pierda parte de su encanto. En cualquier caso, pasear por estos jardines y perderse por sus bosques ya es un espectáculo de gran belleza en sí mismo. Hugo lo hizo en compañía de sus padres, de sus abuelos maternos y paternos, de su prima Rocío y de una pelota de Rayo McQueen que le regaló su tío Javi a comienzos de verano… ¡El paseo no pudo ser más divertido!

f1 f2

f3 f4 

Pensé que la vuelta a Madrid sería difícil, pero mi pequeño se puso feliz al volver a ver su dormitorio y todos sus juguetes, y las mañanas en el parque con la abuela le devuelven ese sabor a libertad que tanto ha disfrutado este verano. Y aunque todavía no habla, ha aprendido a dar besos, y son las caricias más dulces que he recibido en mi vida…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s