Descubrir y aprender

      – Papá: Hugo tienes que dormirte, ya es muy tarde.

– Hugo: urrrrrrrrggrrrrr (simulación de ronquido mientras me abraza y se hace una bola en la cama)

– Papá: Hugo!? jjajajajjajajaja jajajajajaja

No podíamos dejar de reirnos, nuestro pequeñajo estaba jugando a hacerse el dormido! El mismo bebé que hace menos de un año ni siquiera andaba… Está claro que se está haciendo mayor. Y no solo porque sus pasos sean más seguros o haya aprendido a lavarse los dientes. Sus manitas también son más habilidosas, sobre todo desde que descubrieron el divertido mundo de la plastilina, y su cabeza cada día trabaja más rápido. Es increible ver como lo entiende absolutamente todo, como te hace saber su opinión de las cosas y como tienes que explicarle el funcionamiento del mundo cada vez que algo despierta su curiosidad. Como que por muy cabezota que se ponga, no puede conducir nuestro coche para volver a casa. “Hugo, los nenes no conducen, ¿tú has visto algún nene conducir?, cuando aparquemos en casa te dejo jugar con el volante un rato”. Y su sonrisa traviesa mientras simula que toca el claxón te hacen saber que, al menos por esta vez, le has convencido.

 des1 des2 des3

También ha aprendido a darnos sustos, a subir y bajar escaleras sin ningún tipo de ayuda, a comer solo, a coger su taburete para llegar a todas partes (mientras yo me quedo sin respiración por miedo a que se caiga)… Incluso ha aprendido dónde está su futuro colegio y lo señala emocionado cada vez que pasamos cerca. El fin de semana pasado fuimos a visitarlo durante la jornada de puertas abiertas y, tras inspeccionar cada rincón, se puso a pintar y a jugar como si ya fuera su clase…

 cla1 cla2

De hecho, ha aprendido muchas más cosas de las que suponíamos. El otro día estuvimos jugando a buscar objetos en uno de los libros que le regalamos por su cumpleaños, y decidimos preguntarle por cosas que sabía y por otras que no, para que aprendiera palabras nuevas sin desanimarse. Y cuál fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que conocía un montón de palabras que ni siquiera habríamos imaginado… Tractor, playa, gasolinera… Y sus deditos viajaban rápido por la página para señalar todo lo que le decíamos… Pero cuándo se ha hecho tan mayor?

Me encanta verle crecer aunque me asusta saber que tengo que ir dándole espacio, dejando que se equivoque y pueda aprender por sí solo… Prometo intentarlo aunque, de momento, creo que seguiré pegada a su lado, soñando juntos y saltando en nuestro castillo hinchable. Sí… también ha descubierto los saltos y las volteretas…

 vol
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s