“Tranquilos y atentos como una rana”. Meditación para niños

Las ranas pueden dar enormes saltos y también pueden permanecer inmóviles largo rato; observan lo que sucede a su alrededor sin reaccionar inmediatamente, mientras su barriga se hincha y se deshincha al ritmo de su respiración. Observando la respiración, uno puede aprender a comportarse como ellas, transformar los hábitos y controlar los impulsos, emociones y pensamientos. ¿Quieres que tu hijo se convierta en una rana?

Hoy os traigo una recomendación muy peculiar, un libro de meditación para los pequeños de la casa. En “Tranquilos y atentos como una rana” (Editorial Kairós) encontraréis historias y ejercicios simples y breves que los niños pueden practicar en casa a diario. Está dirigido a niños de 5 a 12 años y, por supuesto, a sus padres.

la foto 1

La autora, Eline Snel, es una terapeuta holandesa que ha desarrollado un método de meditación específico para los niños. Además es la fundadora de la Academia Holandesa para la Enseñanza de la Atención Plena.

Snel se ha basado en el método de mindfulness desarrollado por Jon Kabat-Zinn, que, como ella misma explica, consiste en “estar conscientemente presente. Queriendo comprender qué es lo que ocurre, desde una actitud abierta y amable”. Según Snel “mindfulness para niños responde a la gran necesidad existente para encontrar un poco de tranquilidad, tanto física como mental, en ese tiempo tan exigente en el que nos ha tocado vivir”.

Durante los años 2008, 2009 y 2010 creó un entrenamiento de mindfulness para niños para practicar en la escuela y los resultados demostraron que los niños que practicaban estos ejercicios dormían mejor, estaban más concentrados y serenos y se sentían más seguros. De hecho, el libro nace por una petición de los padres que vieron los cambios positivos que experimentaban sus hijos después de las sesiones.

la foto 2

El libro incluye un CD con 11 meditaciones guiadas específicas para niños de 5 a 12 años. El objetivo es ayudar a los pequeños a centrar la atención y conectarla con su estado de ánimo y sus emociones en las situaciones cotidianas. Algunos de los ejercicios son “El botón de pausa: ejercicio para no reaccionar de inmediato” o “La fábrica de las preocupaciones: cómo manejar pensamientos repetitivos”.

Nosotros no hemos podido probarlo porque Hugo todavía es muy pequeño pero creo que tiene muy buena pinta y puede ser una gran ayuda para conseguir que nuestros hijos se relajen. ¿Qué me decís? ¿Os animáis a probarlo?

Anuncios

2 pensamientos en ““Tranquilos y atentos como una rana”. Meditación para niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s