Carlos González: “Hay que tratar a los niños con cariño y respeto”

Cuando nos convertimos en padres, nuestro mundo vive una auténtica revolución y nos surgen cientos de dudas: lactancia materna o biberón, colecho o cuna, muchos o pocos brazos… En la Charla selenita de esta semana hablamos de crianza con el famoso pediatra Carlos González, que considera que la clave reside en no tener miedo a demostrarles todo el amor que les tenemos.

Carlos González es padre de tres hijos, autor de numerosos libros sobre la crianza y la alimentación infantil, como “Bésame mucho” o “Un regalo para toda la vida”, y fundador y presidente de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna.

Imagen del pediatra Carlos González

Carlos González, pediatra y escritor.

Muchas familias le relacionan con la crianza con apego.
En realidad nunca he hablado de crianza con apego, ni sé muy bien qué es. En Internet hay una definición oficial, pero creo que no todos los que hablan de ello usan la misma. Lo que yo defiendo es tratar a los niños con cariño y respeto.

Y cuando el niño no come o no concilia el sueño, ¿qué respuesta hay que darle?
Todos los niños comen y todos los niños duermen. El que no lo hiciera, moriría. Moriría antes por no dormir que por no comer. Lo que hay que hacer es respetarlos. Los niños comen cuando tienen hambre y duermen cuando tienen sueño, no cuando a nosotros nos conviene.

También es defensor de colechar con los hijos.
Defiendo que los padres puedan elegir. Básicamente, el bebé puede dormir en otra habitación, en la habitación de los padres pero en su propia cuna o en la cama de los padres. Y estas tres opciones básicas se pueden combinar y recombinar, el niño empieza en la cuna y lo pasan a la cama cuando se despierta, o empiezan en la cama y lo pasan a la cuna cuando se duerme, o empieza en otra habitación y lo traen, o es la madre la que se va a dormir a la habitación del niño… y todo esto va cambiando con el tiempo, porque lo que hoy funciona puede que el mes que viene ya no funcione igual de bien. Lo importante es que las familias puedan elegir la opción con la que todos duerman mejor y sean más felices.

Lo que me entristece es que algunas familias duerman mal y sean infelices por intentar seguir las normas que les han hecho creer que son inviolables. Madres que se tienen que levantar cada hora y media o niños que se pasan la noche llorando, porque les han hecho creer que dormir con tu hijo está “prohibido”.

¿Si tomamos la decisión de colechar qué factores tenemos que tener en cuenta?
Hay unas normas elementales de seguridad:
– Dormir en una cama. Es peligroso hacer colecho en un sofá. También es peligroso que un bebé duerma solo en un sofá, por cierto.
– Vigilar que no haya sitios en la cama en que el bebé pueda quedar atrapado, como los barrotes del cabezal (se podrían forrar con tela para que no pueda meter la cabecita). Si la cama está pegada a la pared, el niño no debería estar en esa zona. Erróneamente hay quien piensa que es mejor así para que no caiga al suelo, pero es más peligroso quedar atrapado entre el colchón y la pared que caer al suelo.
– Para evitar caídas cuando empiezan a moverse, se pueden quitar las patas de la cama, o bien poner una colchoneta o algo blando en el suelo junto a la cama.
– No fumar. Si los padres fuman (aunque no fumen en la habitación), el colecho aumenta el riesgo de muerte súbita durante los tres primeros meses. Luego ya no, pero de todos modos el tabaco perjudica a los padres y a los hijos en muchos otros aspectos, así que no fumar, y punto.
– No consumir alcohol o somníferos
– No hacer colecho si el adulto tiene obesidad mórbida.
– No hacerlo en un colchón de agua.

¿Hay algún límite con respecto a la edad?
No, se puede hacer colecho con un recién nacido o con un niño mayor. Cada familia decidirá a qué edad cambiar de forma de dormir.

Y en la sociedad actual, ¿cómo se puede llegar a un equilibrio entre la crianza de los hijos y la incorporación de la mujer al mundo laboral?
Para empezar, teniendo una legislación decente, con al menos un año de licencia de maternidad, y luego con facilidades y ayudas sociales. Y por otra parte, cada uno tiene tomar sus decisiones y establecer sus prioridades.

¿Qué papel juegan en la educación las normas y los límites?
Es muy importante que los padres y profesores tengan límites y los respeten: que sepan que bajo ningún concepto pueden gritar, pegar, humillar, ignorar o maltratar a un niño.

Es fundador y presidente de la Asociación Catalana ProLactancia Materna, ¿la lactancia siempre es la mejor opción?
No. Los niños con galactosemia no deben tomar el pecho. Tampoco aquellos cuya madre sea portadora de HIV (salvo que se cumplan ciertos requisitos que sería muy larog especificar), o esté en tratamiento con algunos medicamentos antineoplásicos.

¿Y qué pasa con las madres que no pueden o no quieren optar por la lactancia
Las que no pueden deberían contar con ayuda para poder. Las que no quieren, pues dan el biberón, no pasa nada.

Aunque es un hecho que la leche materna siempre es la mejor opción.
Por supuesto, la lactancia materna es lo mejor para la salud. Pero la gente no está obligada a hacer lo mejor para la salud. Si no quieres comer verdura, no la comes; si quieres fumar,fumas, y si prefieres pasarte el día en el sofá y no hacer ejercicio, pues es tu decisión. No podemos convertir a los médicos en inquisidores generales. El médico te tiene que decir qué consecuencias para la salud pueden tener distintas opciones, pero a la hora de tomar nuestras decisiones, la salud no es la única prioridad. También tenemos en cuenta nuestros gustos personales, nuestra ambiente social y familiar, nuestras posibilidades económicas, nuestra historia y educación…

Y para terminar, ¿qué consejo daría a unos padres primerizos?
Que no teman demostrar a su hijo todo el amor que le tienen.

(Si pinchas aquí puedes leer la Charla selenita con Eduard Estivill)

Anuncios

7 pensamientos en “Carlos González: “Hay que tratar a los niños con cariño y respeto”

  1. ¡Hola guapa!

    Una entrevista extraordinaria. Además aclara muchos matices que creo que la gente confunde de la crianza con apego. Creo que hay mucho “extremismo” en este tema y con un poco de cabeza, todas las opciones son igual de válidas.

    Sólo un apunte, quizá no haya entendido bien… En la sociedad en la que vivimos, es obvio que tal y como están las cosas es prácticamente imposible lograr un equilibrio entre la conciliación de la vida laboral y la crianza de nuestros hijos… Pero los padres no siempre podemos elegir. Las obligaciones y necesidades en ocasiones hacen que no se pueda uno decantar por la crianza. Quiero decir, que no todo el mundo, puede coger una excedencia o abandonar su empleo… Aun siendo lo que quisiera hacer. Está claro que en este tema aún nos queda mucho camino por recorrer.

    Gran entrevista. ¡Te felicito preciosa!

    • Gracias Vero! Estoy completamente de acuerdo contigo, en muchos casos, la mayoría diría yo, no es viable dejarlo todo para criar a tus hijos, por cuestiones económicas, profesionales… Además, en el mejor de los casos, podrá dejarlo todo el padre o la madre, pero los dos? Gracias por tus palabras. Un besazo

  2. Pues me ha encantado. Es que a mí este señor me parece muy sensato. Mi padre cogió uno de sus libros un día sin saber quién era (un regalo para toda la vida) y me dijo: “me gusta este hombre. Es muy sensato”. Creo que normaliza todo. Claro que defiende lo que cree que es mejor, como todos hacemos, pero respeta todas las opciones y ayuda para que la elección que cada uno elija salga adelante.

    Muy bien elegidas las preguntas. ¡Enhorabuena! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s