Las claves del comportamiento de nuestros hijos

Desencadenante, conducta, consecuencias… Este fue el punto de partida de una de las charlas más interesantes a las que acudí hace un par de semanas en el Bloggers and Family. Desde el equipo de psicólogos y educadores de Desarrollo Continuo nos dieron las claves para entender a qué pautas responde el comportamiento de nuestros hijos y cómo nuestras decisiones influyen directamente en sus respuestas. La charla comenzó con una premisa muy sencilla: “Toda conducta ha de tener sus consecuencias”. 

A partir de ahí, y teniendo en cuenta las diferencias individuales de cada familia –como la tolerancia al estrés, la capacidad para mantener la calma, las habilidades de liderazgo y la capacidad de comunicación–, surgen diversos estilos educativos: 

Autoritario: más control, menos afecto

– Permisivo: menos control y más/menos afecto

– Sobreprotector: menos control y mucho más afecto

– Asertivo: control equilibrado según la edad y más afecto

El sentido común nos hace pensar, como se confirmó según avanzaba la charla, que el estilo educativo más apropiado es el asertivo. Estas son sus principales características:

– Normas claras y adecuadas a la edad.
– Uso razonable de premios y castigos.
– Uso del refuerzo verbal positivo.
– Estímulo de autonomía e independencia.
– Uso del diálogo y la negociación.

Al aplicar estas premisas sobre nuestros hijos, ayudamos a potenciar valores básicos en su desarrollo y que conformarán su personalidad futura: buen nivel de autoestima,  adquisición del sentido de la responsabilidad, aprendizaje para tomar decisiones, aprendizaje de la socialización y aprendizaje del respeto a las normas.

Teniendo en cuenta estas pautas volvemos al axioma original:
Desencadenante -> conducta -> consecuencias
Tenemos que adelantarnos a la conducta, modificando o atenuando los desencadenantes, y cambiando las consecuencias de dicha conducta.

Mi pequeño tiene poco más de dos años por lo que me interesó especialmente la aplicación de estas ideas a su fase de desarrollo. Lo primero que destacaron es que hay que entender que a un niño tan pequeño no hay que darle opciones, sino normas claras para que entienda que esperamos de él. Asimismo, es esencial analizar qué consecuencias le damos a sus conductas. Cuando tiene una rabieta lo que busca es atención, da igual que sea positiva o negativa, por lo que si la consigue su conducta no va a variar. La teoría me quedó muy clara, aunque reconozco que cuando se enrrabieta me cuesta ignorarle… Y a vosotras, ¿qué modelo educativo os parece más adecuado?

Anuncios

4 pensamientos en “Las claves del comportamiento de nuestros hijos

  1. Entonces soy la madre perfecta, porque mi marinovio no para de decir que soy muy asertiva, jajaja. Tomo nota, y me haré un auto control 🙂

  2. Cierto, tiene pinta de que fue muy interesante por lo que cuentas, la verdad. El tema de la educación es tan complicado. Lo que nos gustaría a todos es encontrar ese punto medio, ese equilibrio, esa asertividad… y no es por nada pero según van creciendo… ¡¡se complica aún más!! Jajaja..
    Con respecto a tu peque y a su edad, a mí me dieron una idea que me sirve y aún aplico: normas sencillas y respuestas, no explicaciones..
    Bss guapa!!

    • Me gusta eso que dices, me lo apunto!! Cuando intentas razonar entra más todavía en bucle. Pero vamos… lo mejor del fin de semana en Barcelona fue la presentación del libro Mamá full time, lo conoces???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s