Paseos otoñales

Siempre digo que para criar a un hijo hace falta la tribu entera y cada día lo tengo más claro. Algo tan rutinario como irte a buscar al colegio y esperar a que vuelva del trabajo, la abuela lo convierte en una aventura mágica. Un paseo que se transforma en un aventura por el parque, en la que descubrís juntos el otoño mientras recogéis hojas, frutos, piñas y todo lo que pasa por tu alocada cabecita.

Y al llegar a casa, de nuevo el amor incondicional de la persona que me dio la vida y que cada día alimenta tus sonrisas y tus fantasías. Un centro de mesa, un ramo… y tu sonrisa nerviosa esperando a que entre por la puerta para darme tus regalos. Pequeños tesoros que has hecho con tus propias manos, que te han enseñado los colores del otoño y la satisfacción de dar y recibir amor.

Gracias abuela, por querernos, por hacer que cada día el mundo de mi pequeño sea especial, por no estar nunca cansada para él y por enseñarle que lo más valioso que tenemos en la vida son nuestras sonrisas. Te quiero.

IMG_1559.JPG

Anuncios

6 pensamientos en “Paseos otoñales

  1. somos las abuelas las que damos las gracias
    dejarnos contar las historietas que se nos ocurra a nuestros nietos es lo mejor que nos puede pasar
    por la parte que me toca nuevamente
    GRACIAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s