Dulce espera…

Cuando te planteas quedarte embarazada, la emoción de haber tomado una decisión tan importante se traduce en ilusión desmedida y, al menos en mi caso, en prisa, mucha prisa. Y como las cosas no siempre son instantáneas, al final también se traduce en nerviosismo y sucesión de síntomas que no son pero que tú quieres que sean…

Y cuando por fin sucede, cuando un sábado por la mañana te levantas mucho más pronto de lo normal y confirmas que estás embarazada, tu mundo vuelve a cambiar de eje.

ID-10093055

Porque todavía no estás aquí pero ya nos acompañas a cada segundo. Porque  tu hermano mayor tiene un montón de cuentos y juguetes que quiere compartir contigo. Porque nos encanta pensar en el futuro y hacer planes para cuatro. Porque me muero de ganas de saber cómo será tu sonrisa.

Felicidad absoluta y miedo, dos sentimientos encontrados con los que toda mujer embarazada tiene que convivir. Pero sobre todo amor, mucho amor… Bueno, y náuseas, sueño, cansancio, pérdida de memoria… Quedan siete meses para verte la cara, disfruta calentito ahí dentro. Te espera una familia un poco loca y un hermano maravilloso que te va a querer con locura, te prometo que la espera va a merecer la pena.

Anuncios

7 pensamientos en “Dulce espera…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s