Feliz lunes: Lista de deseos

Ya ha llegado el mes de agosto, con las vacaciones y los días de sol y playa…  Mientras tacho los días que faltan en el calendario para olvidarnos del trabajo y dedicarnos solo a disfrutar, he elaborado una lista con las diez cosas que quiero hace durante este mes:

  • Dormir la siesta los tres juntos después de una mañana jugando en el agua.
  • Descubrir con mi pequeño la magia del mar Cantábrico.
  • Pasear de la mano y conocer nuevos lugares donde la naturaleza asombra por su belleza.
  • Reír, reír y reír hasta que tengamos agujetas en la tripa.
  • Buscar conchas en la orilla del mar para traérselas a la abu.
  • Levantarnos tarde y desayunar en pijama.
  • Pasear con los abuelos junto al río.
  • Escalar las piedras de la Luna y leer cuentos en el balancín.
  • Soñar despierta mientras veo cómo ayudas al “aguón” (así llamas al abuelo) a preparar la barbacoa.
  • Escribir una nueva lista con los deseos del otoño…

Y en vuestra lista, ¿qué deseos no pueden faltar?

Feliz lunes y feliz mes de agosto,

la foto 1

Detener el tiempo

Tengo miedo… Me paralizo al pensarlo y siento cómo me rasga el alma… Pero no puedo evitarlo, en lo más hondo de mi interior tengo miedo. Te miro y el mundo, mi mundo, el de tu padre, el de tus abuelos, el de tus tíos… Todo nuestro mundo cobra sentido. Solo con verte reír, con escuchar tu respiración por las noches o con sentir uno de tus besos, la tierra se detiene. Es felicidad, pura felicidad.

Entonces, de golpe, llega el miedo. Pánico a perder ese instante, a que una de las piezas de nuestro engranaje falle, a que algo rompa lo que tenemos… Soy afortunada, y lo mejor de todo es que lo sé, disfruto de cada segundo juntos, disfruto viendo cómo corres a abrazar a papá, cómo llamas a gritos a la abuela para que juegue contigo y cómo te vuelves loco cuando llega el abuelo… Tu sonrisa, traviesa y sincera, es igual que la que me enamoró hace 15 años  y ese carácter que ya demuestras me recuerda al tío Javi, siempre fuerte y seguro de sí mismo… Eres perfecto y haces que nuestra vida también lo sea.

Y es justo ahí donde me gustaría detener el tiempo. Congelar los segundos y verte crecer sin que nada cambie, sin que nadie falte nunca… Me aterra que no sea así… Entonces te miro, os miro, cojo aire y sonrío. Soy feliz.

la foto (1)

Lecturas estivales

la fotola foto (1)

Hoy os recomiendo la lectura de “Cerdo” y “Pollito”. Son dos cuentos demasiado muy sencillos, con unas ilustraciones un poco anticuadas graciosas y cuyas páginas hablan de la nieve y del frío que hace en invierno ­–no me he vuelto loca, sé que ahí fuera estamos a 40º-. Pertenecen a una colección denominada “Animales de Granja” y por lo que he podido ver se han impreso en Gijón…  La verdad es que nunca habría escogido estos cuentos para Hugo y no sé si los encontraréis en alguna tienda pero me reafirmo, os los recomiendo.

Los ha comprado la abuela en la tienda del pueblo, uno de sus maravillosos establecimientos en los que te saludan por tu nombre y lo mismo te venden 1 kg de tomates, cinta adhesiva que cuentos infantiles. Cuando los vi, pensé que Hugo no les iba a hacer mucho caso ya que comparados con los que tiene en casa son un rollo poco atractivos, pero nada más lejos de la realidad. Llegaron a nuestras manos ayer y ya los hemos leído y releído como mínimo una docena de veces. Mi pequeño se sabe de memoria donde está durmiendo el gato, donde se esconde el gallo Quirico y le encanta ver como el pollito Tino se tira por el tobogán de nieve… Será el paisaje, las flores de la abuela, el aire de la sierra o que en el balancín se está muy a gusto, pero a Hugo le han encantado los cuentos. Tanto que mañana mismo, cuando vaya a comprar el pan, la abuela le va a traer otro.

la foto (4)

Durante las vacaciones de verano, los pueblos de los abuelos o los que decidimos adoptar para desconectar de la ciudad, nos brindan una oportunidad perfecta para enseñar a nuestros hijos el valor de las cosas sencillas y de los juegos de toda la vida. Esa es nuestra recomendación de hoy: Dejar el iPad y el Cantajuegos aparcados durante unas semanas y disfrutar de todo lo que los pueblos esconden para nuestros pequeños.

la foto (3) la foto (2)

Además, hemos hecho otro gran descubrimiento: los globos del quiosco de la plaza. Son enormes, tienen una goma incorporada y no se escapan volando; al revés, son la pelota perfecta porque botan mucho pero no cogen velocidad. El enano se lo pasó genial corriendo por la plaza detrás de su nuevo globo mientras nosotros nos tomábamos unas tapas. Cuestan 30 céntimos, por lo que cuando nos fuimos me traje unos cuantos a la Luna. Ahora, os dejo, Hugo quiere volver a leer las aventuras del cerdito Oliver y del polluelo Tino.

Con corbata y esmoquín

Entre sonrisas, despacito y acompañado por su inseparable Winnie (o Pu, como le llama él), Hugo entregó el sábado pasado las arras a Ana y a Jose Luis. La boda de una amiga (una de las de verdad, de las que cuentas con los dedos de la mano) siempre es un momento especial pero si además tu hijo forma parte de ella, la emoción es indescriptible.

Felicidad, amor, sinceridad… Son las palabras que mejor definen el día, su día. El punto de partida de un viaje apasionante en el que espero poder acompañarles siempre.

bo1 bo2

bo3 bo4

Te vienen miles de recuerdos a la cabeza, de momentos inolvidables, divertidos, mágicos… y de repente te das cuenta del paso del tiempo, de que por suerte tus amigos siguen a tu lado (aunque algunos estén a miles de kilómetros) y de que ahora también tienes a una persona de poco más de 90 centímetros que se ha convertido en el centro de tu vida y de tus pensamientos. También te das cuenta de que ya no estás en el colegio, ni en la universidad, pero él también sigue a tu lado. Te das cuenta de que habéis formado una familia. Respiras hondo y disfrutas el momento. Ese es el sabor de la felicidad.

 

Cada día más tú

Cuando naciste y te tuve entre mis brazos por primera vez me pareciste el ser más bonito del universo, y eso que estabas moradito y ni siquiera tenías formado del todo el puente de la nariz… Te miraba y sentía que era imposible querer más a alguien. Sin embargo han ido pasando los meses y ahora que ya tienes dos añitos me doy cuenta de que estoy más enamorada de ti que nunca. La complicidad que hay entre nosotros es pura magia. Nuestros juegos, tus caricias mientras te duermes, el brillo en tu mirada cuando vuelvo cada tarde del trabajo, tus carcajadas mientras bailamos por el salón, tu gesto de sorpresa con cada descubrimiento, tus sollozos cuando buscas refugio en mis brazos… Cada día eres más tú y cada día te quiero más. 

 par

Te amo pequeñín… Sigue creciendo y no renuncies nunca a ser tú mismo, eres increíble.

Descubrir y aprender

      – Papá: Hugo tienes que dormirte, ya es muy tarde.

– Hugo: urrrrrrrrggrrrrr (simulación de ronquido mientras me abraza y se hace una bola en la cama)

– Papá: Hugo!? jjajajajjajajaja jajajajajaja

No podíamos dejar de reirnos, nuestro pequeñajo estaba jugando a hacerse el dormido! El mismo bebé que hace menos de un año ni siquiera andaba… Está claro que se está haciendo mayor. Y no solo porque sus pasos sean más seguros o haya aprendido a lavarse los dientes. Sus manitas también son más habilidosas, sobre todo desde que descubrieron el divertido mundo de la plastilina, y su cabeza cada día trabaja más rápido. Es increible ver como lo entiende absolutamente todo, como te hace saber su opinión de las cosas y como tienes que explicarle el funcionamiento del mundo cada vez que algo despierta su curiosidad. Como que por muy cabezota que se ponga, no puede conducir nuestro coche para volver a casa. “Hugo, los nenes no conducen, ¿tú has visto algún nene conducir?, cuando aparquemos en casa te dejo jugar con el volante un rato”. Y su sonrisa traviesa mientras simula que toca el claxón te hacen saber que, al menos por esta vez, le has convencido.

 des1 des2 des3

También ha aprendido a darnos sustos, a subir y bajar escaleras sin ningún tipo de ayuda, a comer solo, a coger su taburete para llegar a todas partes (mientras yo me quedo sin respiración por miedo a que se caiga)… Incluso ha aprendido dónde está su futuro colegio y lo señala emocionado cada vez que pasamos cerca. El fin de semana pasado fuimos a visitarlo durante la jornada de puertas abiertas y, tras inspeccionar cada rincón, se puso a pintar y a jugar como si ya fuera su clase…

 cla1 cla2

De hecho, ha aprendido muchas más cosas de las que suponíamos. El otro día estuvimos jugando a buscar objetos en uno de los libros que le regalamos por su cumpleaños, y decidimos preguntarle por cosas que sabía y por otras que no, para que aprendiera palabras nuevas sin desanimarse. Y cuál fue nuestra sorpresa cuando descubrimos que conocía un montón de palabras que ni siquiera habríamos imaginado… Tractor, playa, gasolinera… Y sus deditos viajaban rápido por la página para señalar todo lo que le decíamos… Pero cuándo se ha hecho tan mayor?

Me encanta verle crecer aunque me asusta saber que tengo que ir dándole espacio, dejando que se equivoque y pueda aprender por sí solo… Prometo intentarlo aunque, de momento, creo que seguiré pegada a su lado, soñando juntos y saltando en nuestro castillo hinchable. Sí… también ha descubierto los saltos y las volteretas…

 vol

La fiesta de Hugo

Para la fiesta de cumpleaños de Hugo (pincha aquí para ver el post) hemos contado con un ayudante muy especial: Bob Esponja. A mi pequeño le gusta mucho y nos pareció un muñeco muy alegre para acompañarnos en este día tan importante.

fies1 fies2

Lo primero fue atracar una tienda y llevarnos todas las cositas que tenían la cara de Bob Esponja: platos, vasos, servilletas… y por supuesto globos! A Hugo le encantan y la carita que puso cuando los vio, confirmó que había sido una gran elección. El globo gigante de helio lo metimos en casa mientras dormía la siesta. Y en algo más de 60 minutos, recolocamos los muebles y preparamos todo. La camiseta que le regalamos nada más despertarse fue el complemento perfecto para la ocasión. También imprimimos unos dibujos de Bob Esponja para que Hugo estrenara su pupitre y sus pinturas nuevas.

Para la merienda pusimos cosas sencillas, que se pudieran comer de pie y que, por lo general, a todo el mundo le suelen gustar: tortilla de patatas (por cortesía de la abuela materna), sandwiches vegetales (especialidad de la abuela paterna), embutidos variados, tablas de quesos, empanada… Para delicia de mi peque su vajilla oficial de Bob Esponja (regalo de sus tíos) estaba llena de aspitos y gusanitos. Cómo se puso!

CO1 CO2

El toque dulce vino de mano de un surtido variado de golosinas, por supuesto todas de color amarillo, y de unas cangreburguer un poco especiales.

 ES1 ES2

Los más atrevidos podían pintarse la cara con otro de los regalos de Hugo y para terminar de animar el salón, pegamos láminas de Bob Esponja, colgamos unas guirnaldas amarillas y preparamos unos murales muy especiales: cuatro cartulinas din A-3, también amarillas, repletas de fotos que resumen los dos años de vida de Hugo y en las que están reflejadas todas las personas que le quieren y que cada día hacen que su vida sea tan maravillosa. Durante la fiesta las pusimos en el salón pero, como al enano le encantaron, se han mudado durante una temporada a una de las paredes de su cuarto.

FO1 FO2 FO3

Y para terminar, la clásica tarta de chocolate, que vuelve loco al padre de la criatura, pero esta vez adornada con una oblea de Bob Esponja. Ahora a pedir un deseo y a soplar las velas… Nosotros nos quedamos recogiendo el salón… 🙂

(Antes de la fiesta, fuímos a comer con los abuelos y los bisabuelos, y Hugo regaló un ramo de flores a las abuelas y a la yaya. Un pequeño granito de arena a cambio de las montañas de amor que él recibe cada día).

RA1 RA2 RA3 RA4

Feliz cumpleaños mi amor

17 de marzo de 2013

 hug1

Feliz cumpleaños mi amor. Hoy has cumplido dos años, 730 días a nuestro lado. Parece que fue ayer cuando te tuve en mis brazos por primera vez, aunque a la vez siento que nunca ha existido un mundo sin ti. Lo llenas todo, con tus sonrisas, con tus miradas, con tus sollozos, con esas primeras palabras que tanto nos divierten y con esos besos que me enamoran. 

Sin saberlo mueves nuestro mundo, enseñándonos cada día cosas nuevas y llenando de luz hasta los días más grises. Gracias por tus caricias, por tus bailes en el salón, por tus abrazos, por tus cosquillas… Gracias por existir y por enseñarnos el significado más profundo de la palabra amor.
cum1 cum2 cum3 cum4

Hoy ha sido un día maravilloso, tu sonrisa nada más despertar al descubrir los primeros regalos solo ha sido el comienzo. Rodeado de globos y de Bob Esponja, hemos pasado el día con los abuelos, con el tío Javi y la tía Marta, con el tío Álvaro, con la yaya y el lolo, con Rocío, con Luna y con un montón de amigos que han hecho que no perdieras la sonrisa ni un instante. (Pincha aquí para ver el post sobre la preparación de la fiesta de cumpleaños).

cumpl1 cumpl2

cumpl3

Regalos, juegos, tarta… Después de un día repleto de emociones, has caído rendido en la cama, agotado, nervioso y completamente feliz. Entre mis brazos, jugando con mi pelo y viendo como te quedabas dormido me has regalado uno de los momentos más bonitos del día. Gracias una vez más.
c1 c2

c3 c4

c5

Y a papá qué le podemos decir, tantas palabras que caben en una sola: cómplices. Mañana también es su día. Feliz cumpleaños David, sin ti, esta maravillosa aventura no tendría sentido. Me amas, me escuchas, compartes mis sueños y me conviertes en el talismán de los tuyos. Cada día, cada instante, con la dosis perfecta de locura, de carcajadas, de sueños y de magia, Hugo y tú hacéis que todo sea perfecto.

Porque juntos todo tiene sentido.

 juntos