Alouette, moda infantil con un toque bobo chic

Empezamos la semana igual que la terminé, hablando de moda infantil. Hoy os traigo la última colección de Alouette. Es una marca relativamente nueva de unas españolas que querían ofrecer ropa con un diseño actual, de tendencia, ni demasiado clásico, ni demasiado moderno y a buen precio. En otras palabras, ropa infantil para madres de hoy en día. Sigue leyendo

Alouette, moda para las princesas de la casa

IMG_6044-J

Hay marcas que te conquistan en el primer instante, que conectan con tu sensibilidad desde la primera mirada… Y eso es lo que me ha pasado con Alouette, una marca de ropa para niñas de 0 a 14 años que fabrica todas sus prendas en España siguiendo un proceso artesanal.

Alouette nació en 2012 pero sus creadoras lleva muchos más años en el mundo de la moda infantil. Siempre han trabajado con firmas extranjeras, hasta que un día, conscientes de que en nuestro país hay pocas marcas propias que hagan diseños a precios asequibles y pensando en las madres actuales, decidieron crear Alouette.

Sigue leyendo

De mayor quiero ser futbolista

Desde que era pequeña siempre he querido ser periodista. Hay profesiones que se eligen y otras que te atrapan, y eso sin duda es lo que me pasó a mí, pura vocación. Hugo todavía es muy pequeño y me parece imposible adivinar por dónde van a ir sus preferencias adultas, pero lo que tengo clara es una cosa: su infancia la va a pasar dando patadas a una pelota. Espero que también le acompañen cientos de libros, juegos de construcciones, bicicletas, manualidades… Pero seguro que habrá balones.

IMG_3127

Podría decir, sin exagerar, que Hugo aprendió a andar con una pelota entre los pies. Todavía no daba dos pasos seguidos y ya intentaba dar patadas al balón. Y según ha ido creciendo, su pasión solo ha ido en aumento. Da igual la tienda en la que entremos, en apenas unos minutos mi pequeñajo habrá encontrado donde se encuentran las pelotas. Nunca tiene suficientes y según las semanas cambiamos los gustos: pequeñas o grandes, de Bob Esponja o de Pepa Pigg, de fútbol o de baloncesto… Pero siempre redondas y muy rápidas.

Una compañera de trabajo me contó que su hija, desde bien pequeña, se volvía loca jugando con sus muñecas, que no le habían dicho que era un juguete de niñas sino que ella sola había decidido que era su juguete favorito. Pues he de decir que con Hugo ha pasado exactamente lo mismo. Su fijación por las pelotas no se la ha fomentado nadie, y mucho menos su pasotismo antes las muñecas de sus primas. Entonces me surge una pregunta: ¿Tan distintos son los niños de las niñas? ¿Sus aficiones y gustos responden a naturalezas distintas? La verdad es que no lo tengo nada claro porque después los balones y de los bloques de madera, no hay cosa que más le guste a mi pequeño que jugar a las cocinitas…